Inicio Especiales DIRIGENTES DEL PARTIDO COMUNISTA DE ISRAEL, EN EXCLUSIVA PARA LVÁ

DIRIGENTES DEL PARTIDO COMUNISTA DE ISRAEL, EN EXCLUSIVA PARA LVÁ

-El pueblo palestino está radicalizado en tres contrincantes principales, el primero es el sionismo y el Estado de Israel, el segundo es EEUU, pero hay un tercero…

776
Compartir

“LA LUCHA DE LAS FUERZAS PROGRESISTAS EN ISRAEL”

Por Luis Miguel Cobo

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, marzo 11 del 2016 – El trabajo para conseguir la paz continúa día y noche en el mundo, el eco de la voz que grita por la paz en Palestina e Israel cada vez se agranda más y es más escuchado, las fuerzas visibles que luchan con su voz con la ley en sus manos cruza fronteras y llega a México, hablando de sus proyectos de lo que han hecho y lo que hacen hoy, convenciendo a los oídos que escuchan dando razones estrictamente reales con base en la historia de hace muchos años traída a la actualidad, Afo Agboria (árabe) y Pedro Goldfarb (judío) (AP) del Partido Comunista Israelí visitan México y platican con La Voz del Árabe (LVÁ), de manera muy abierta comentando verdades que duelen y pegan con fuerza aniquilando creencias que cualquiera puede tener, quitan de la mente aquello que actualmente se asegura como verdad que no es más que propaganda sionista casi siempre estadounidense o israelita, creer o no es responsabilidad de cada uno, vivir en la realidad o en la fantasía sionista es también la decisión de cada uno, al final siempre, quiérase o no, de manera visible u oculta para cada uno la verdad aparece, es cuando se decide lo que hará y por quién y por qué vivirá… Aquí pues la conversación con los amigos Afo y Pedro.

(Nota: debido a que el amigo Afo no habla español, el compañero Pedro Goldfarb nos favoreció con la traducción simultánea, gracias)

Comenzó la plática con la historia del Partido Comunista Israelí:

AP – En 1919 en la época del mandato británico en Palestina se creó el Partido Comunista Israelí, estamos a tres años de cumplir el centenario de haberse fundado el Partido. En esa época varias personas judías que llegaron de lo que fue la Rusia zarista y lo que era la Unión Soviética después de la revolución, comunistas judíos que llegaron a la región vieron la posibilidad de un trabajo conjunto entre judíos y árabes, con base en la ideología comunista en contra del imperialismo británico.

En los años 30 y 40 con la llegada de los nazis al poder en Alemania, los fascistas llegaron al poder en Italia y España, judíos que vinieron a Palestina con la idea de internacionalismo se acoplaron al operar del Partido Comunista. Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial de acuerdo a los acontecimientos ligados con respecto a la guerra, en esa época, empezaron muchos árabes de la zona a adoptar la ideología internacionalista del Partido Comunista, hasta esos momentos la mayoría eran judíos dentro del Partido, los números empezaron a igualarse, la equidad entre judíos y árabes en los miembros era un hecho.

  En 1947 cuando se empezó a tratar el tema de la partición de Palestina que al final se aprobó en la ONU en noviembre del ´47, fueron los camaradas judíos y árabes del Partido Comunista quienes apoyaron la idea de la partición con la idea de que hubiera ese año dos Estados libres y soberanos, uno del lado del otro, Israel y Palestina, no por casualidad los árabes fueron tratados por sus compatriotas como traidores, de igual forma los judíos comunistas también fueron tratados como traidores. Por eso nosotros estamos convencidos hoy en día que la mejor solución para el problema que existe actualmente en Medio Oriente es la coexistencia pacífica de dos Estados libres independientes, soberanos y uno junto al otro, Israel y Palestina, la capital de Palestina tiene que ser Jerusalén oriental. Se trata de llevar a cabo en lo posible lo que fue la resolución de la ONU y adaptarla a lo que está sucediendo hoy en día en la región.

LVÁ – ¿Qué tanta fuerza tiene el Partido Comunista hoy en día?

AP – Desde 1948 con la creación del Estado de Israel la fuerza del Partido Comunista ha ido variando, pero desde el primer momento el Partido Comunista hasta hoy en día en una férrea oposición al gobierno laborista del partido de Ben Gurión, cuando formó su primer gobierno dijo que podía aceptar como miembros de su coalición a todos los partidos políticos salvo a la derecha reaccionaria por un lado y al Partido Comunista por el otro, porque no quería saber nada de estos. Hasta 1976 la fuerza del Partido Comunista variaba entre 3, 4 ó 5 miembros del Parlamento, en los años 70 el Partido Comunista fundó un frente parlamentario que se llama “Frente Democrático por la Paz y la Igualdad” en hebreo es “HADASH”, son las siglas del Frente que dentro del cual milita la gente del Partido Comunista de Israel y fuerzas progresistas árabes y judías que se acoplan a el Partido, eso fue algo que era obligado hacer porque los distintos gobiernos de Israel trataron de buscar alternativas dentro de la minoría árabe que llega a un 20%, trataron de fundar partidos que se acoplaran a la ideología sionista y formara parte de coaliciones distintas del gobierno, y hacer todo lo posible para aminorar las fuerzas que tenía el Partido Comunista dentro la población árabe. La política del gobierno de Israel fue muy activa contra la población árabe, política que incluyó sacar territorios de aldeas árabes para pasarlas a manos judías, política de discriminación, por eso el Frente Democrático no por casualidad se le puso ese nombre, por la paz y la igualdad, porque son tres cosas las que la minoría árabe desea para sí misma en su vida política dentro del Estado de Israel, vivir democráticamente, vivir en paz y vivir en igualdad. La idea básica era que la fuerza política no sea solamente el Partido Comunista sino tratar de acercar a las filas del Frente Parlamentario a personalidades tanto judías como árabes que estaban dispuestas para adoptar una política progresista y una política anti racista y anti colonialista.

No por casualidad el gobierno de Israel adoptó como medida tratar de fomentar la aparición de partidos políticos árabes, o en un caso Partido Nacionalista Árabe, o en otros casos partidos fundamentalistas musulmanes para entrar en competencia con el Partido Comunista y con el Frente Democrático, porque la idea fundamental del Partido Comunista y el Frente Democrático es hasta hoy la vida en común entre árabes y judíos, los partidos sionistas adoptan la medida del Estado de Israel como Estado Judío, y el Partido Nacionalista y los fundamentalistas quita el asunto del alejamiento de los árabes de la vida política israelí, nosotros en contra de todas esas políticas vemos que la única solución posible a nivel nacional es la lucha conjunta de judíos y árabes por un país libre, soberano, socialista y por un país donde todos los ciudadanos tengan igualdad plena de derechos.

LVÁ – ¿Y la hay actualmente?

AP – La situación actual es muy complicada, como en la calle árabe hay una radicalización para la derecha o para el lado del fundamentalismo religioso, en la calle judía hay la misma radicalización para la derecha, partidos que aparecen con idas racistas, con ideas de discriminación en la calle contra los árabes, la situación política y de guerra constante en Israel causa que la gente piense en una forma menos democrática. Apareció en los diarios hace dos días (nosotros viajábamos para México), una encuesta dentro de Israel entre judíos en la que aparecen cifras escalofriantes, cerca del 48 ó 50% que viven en Israel piensan que la solución es trasladar al 20% de la población árabe que es minoría, sacarla del Estado de Israel, la situación demográfica hoy en día es 80% judíos y 20% no judíos, dentro de estos hay árabes musulmanes, árabes cristianos y otras minorías, el asunto es la política discriminatoria que recala dentro de la ciudadanía israelí y que en un 50% hablamos de gente que no ve con buenos ojos una solución política pacífica.

LVÁ – La imagen que tenemos de Israel, en general, que es un país asesino, discriminador 100%, que no le importa absolutamente nada, es el sionismo en sí, que no le importa a un Sr. Netanyahu decirle no a Obama o a cualquier otro, él se mete a donde le da la gana, sobre las noticias que aparecen del Vaticano, Suecia, Italia y otros, aceptan y apoyan al Estado de Palestina. En los medios no se nota un movimiento donde se vean reacciones de paz para Palestina, nos da la impresión que en realidad se está llevando a cabo una limpieza étnica en Palestina, −interrumpe para responder−:

AP – Hasta ahora lo que estuvimos hablando es con respecto a la población árabe que son ciudadanos del Estado de Israel, ellos tratan de mejorar la situación de estos ciudadanos pero la política discriminatoria todavía existe. Ahora, con respecto a lo que está pasando en los territorios ocupados, hablamos de Judea y Samaria, la Cisjordania, son territorios donde viven cerca de dos millones de palestinos y dentro de esos territorios existen asentamientos o colonias ilegales judías. El programa de Netanyahu, que es un programa avalado por EEUU, te comento y me permito corregir, lo que dijiste antes entre Obama y Netanyahu, sólo es una especie de juego… Netanyahu no va a hacer nada que Obama no le dé permiso en forma concreta, lamentablemente la política del gobierno israelí avalada por la política estadounidense si continúa así su objetivo es la creación de un Estado único entre el Jordán y el Mediterráneo, un Estado único judío según Netanyahu, así que las implicancias cada uno las puede elegir solas, si querrán que sea un Estado único judío, tiene que haber las dos únicas alternativas, es una echar a todos los palestinos que viven ahí como hablaste de limpieza étnica, otra es rememorar el viejo sistema de Sudáfrica de un apartheid, ciudadanos de primera categoría y ciudadanos de ninguna categoría, por eso nosotros, nuestra lucha es estar totalmente en contra de dichas políticas de Netanyahu y luchas por la solución de dos Estados libres independientes y soberanos, uno junto al otro, el Estado de Palestina y el Estado de Israel, estamos en contra de las políticas discriminatorias, en contra de todas las fuerzas de extrema derecha que cada vez tienen menos vergüenza de salir a la calle y de hablar como hace unos años con el holocausto, con 6 millones de asesinados, hablar de limpieza étnica otro pueblo es aberrante, una aberración histórica, nuestra lucha es para tratar de hacer todo lo posible para frenar estos embates fascistas dentro del gobierno de Israel, −interrumpe y hablan en hebreo, luego en español Pedro comenta−: me pide Afo que vuelva a decir, que reitere lo dicho anteriormente, que “no tomen en cuenta los juegos de Netanyahu, él no hace nada que Obama no de permiso…” Porque la mejor inversión de EEUU en el mundo es el Gobierno de Israel, por eso nosotros decimos, cuando dicen que estadounidenses pueden ser la solución del problema, decimos que eso es una mentira, EEUU no es la solución, ellos son el problema mismo… Cada vez que el Gobierno de Israel (no el Estado) juega el juego de los intereses políticos de los distintos gobiernos estadounidenses el asunto va seguir igual, no tiene que ver la corriente política, republicano o demócrata, el problema central es en la política discriminatoria de EEUU en la zona, que no solo es Israel, es también crear las nuevas fronteras de Siria, la división en Irak, lo que sucedió en Afganistán, es lo que se llama la delineación y configuración de un nuevo Medio Oriente con los límites fronterizos y étnicos que respondan a los intereses estadounidenses,

LVÁ – Cuando uno mira en las noticias de las agencias internacionales lo que sucede en Palestina, no hay regla de fortaleza que se aplique para aguantar el sentimiento y dolor que causa tanta impunidad e injusticia, uno trata de encontrar alguna noticia que diga que hay una luz de paz… ¿Ustedes ven esa luz en algún momento a futuro?

AP – La única posibilidad de decir que hay un atisbo de esperanza por lo que sucede en el Medio Oriente está basada y fundamentada al duro trabajo nuestro día con día, de convencer a la gente que la guerra y la ocupación no va a llegar a ningún lado si nos quedamos con los brazos cruzados esperando que el gobierno de Israel cambie su política el asunto será peor cada día, el trabajo se basa en el convencimiento de las masas para tratar de cambiar la política del gobierno israelí que nos está llevando a una política de guerras, de seguir enterrando muertos, perjudicando inocentes que no tienen nada que ver en este asunto y que son ellos los que sufren día con día por las políticas del Estado.

LVÁ – Hace unos días comentó a LVÁ el embajador de Líbano que todo lo que sucedía hoy solamente era para distraer a la gente y que el problema de Palestina nunca terminara, porque cuando ese problema termine así terminará el problema de Medio Oriente, ¿qué opinan de eso?

AP – Queremos aclararte algo, completarte el problema porque no está solamente para un lado, para concebir lo que pasa tienes que entender… porque quizá te pueda causar problemas lo que te voy a decir, que el problema del pueblo palestino está radicalizado en tres contrincantes principales, el primero y principal es por supuesto el sionismo y el Estado de Israel, el segundo es Estados Unidos, pero hay un tercero que tiene un papel muy importante en este juego, son los gobiernos reaccionarios árabes que ellos no quieren al Estado palestino como Netanyahu tampoco lo quiere, y si quieres escuchar con nombre y apellido de quiénes estamos hablando, se trata de dos gobiernos árabes de la región que sus intereses son mancomunados al interés del Estado de Israel y al de EEUU, son Arabia Saudita y Qatar, culpar sólo a Israel se puede y no hay problema pero quien no ve la importancia de EEUU y de los gobiernos árabes reaccionarios, no ve todo el problema y sólo ve una parte y puede caer en vano en cuestiones de antisemitismo, nosotros estamos hablando de un problema político que hay que solucionarlo a nivel político, tiene intereses económicos y políticos, lamentablemente los intereses no son sólo de un lado, son intereses regionales que los palestinos están pagando el pato y no solo de ahora, porque en el 47 fueron los mismos gobiernos árabes reaccionarios que en la guerra del 48 no impidieron el establecimiento del Estado palestino porque Egipto por un lado, Jordania por el otro, cada uno quería ocupar los territorios que tenían que formar parte del Estado de Palestina, el problema es de todos, no solamente del Estado de Israel…

La guerra del petróleo entre Irak y Kuwait, después la guerra entre Irán e Irak, son dos intereses económicos, el petróleo y las necesidades de EEUU por dominar el petróleo que hay en Medio Oriente, todas funcionan a nivel de todo lo que está pasando. Hoy en día Qatar y Arabia Saudita están jugando el papel fundamental como gobiernos reaccionarios para defender sus intereses en función de EEUU, esto es hacer todo lo posible para no encontrar una solución política en Siria, o dividir lo más que se pueda lo que fue Irak…

LVA – A final de cuentas es muy complicado todo lo que está sucediendo, pero es de suponerse lo que nos dices, es real y eso ha de suceder o está sucediendo, −interrumpe−:

AP – Para entender el problema no sólo hay que entender lo que pasa entre los árabes palestinos y los judíos, hay que estar inmerso en todo el asunto, no es casualidad que estemos hablando de un problema que tiene más de 100 años de existencia que nadie se atreve a solucionarlo,

LVA – Bueno, sabemos de los muchos intereses occidentales para que esto no cese…

AP – Los intereses occidentales hablan de no solucionar el problema. Afo me dice que ustedes como latinoamericanos tienen que estar bien enterados de lo que pasa, como mexicanos, cómo EEUU funciona para agarrar todo el petróleo mexicano, cómo EEUU derriba en forma directa o indirecta todo un gobierno de tinte popular que aparece en América Latina, Argentina, lo que le están haciendo a Dilma en Brasil, a Maduro en Venezuela, lo quieren hacer en Chile; los años pasan y EEUU sigue siendo el problema…

LVÁ – Lo que realmente cuesta trabajo no es publicarlo, es que la gente lo lea y lo entienda…

AP – El problema de Palestina es uno de los varios problemas que existen en la región, el problema son intereses mundiales económicos globales que son los que llevan a los distintos países a fundamentar sus políticas, nosotros estamos viendo que aparece en los periódicos israelís que Turquía está buscando otra vez entablar relaciones amistosas con Israel, hablan de que Chipre busca un tratado militar con Israel, es asombroso pero así es… Yo pido disculpa si alguien se ofende, pero poner el problema palestino como el eje central en la zona estamos equivocados, se tiene que entender todo el problema, el palestino es uno de los ejes principales pero no es el principal, ¿qué está pasando hoy en Siria?, hay una masacre y nadie abre la boca, nosotros como partido en Israel hablamos y nos están tirando y diciendo que cómo defendemos lo que sucede en Siria, EEUU hiso en Afganistán lo que está haciendo en Irak, es una vergüenza a nivel humanitario, entonces este es el problema, muy complejo que atañe a varios problemas de la zona que son muy importantes, quien crea que con solucionar el de Palestina se soluciona todo está vendiendo ilusiones que no creo que sean, aunque hay que solucionarlo lo antes posible, como forma parte de una solución global hay que hacerlo. El problema es que no sé si con Hillary Clinton o con Trump esto pueda llegar a un arreglo,

LVÁ – Con Trump no lo creo…

AP – Sonreímos y dijo−: No, no…

LVÁ – ¿Cuál es el mensaje que el Partido Comunista Israelita trae a México?

AP – Nosotros queremos dar un mensaje que nos sentimos hermanos de ideología y hermanos de lucha con los partidos políticos de Latinoamérica que tienen los mismos fundamentos nuestros. Nosotros sufrimos como ustedes aquí en Latinoamérica las políticas asesinas del gobierno imperialista estadounidense. Por eso nosotros creemos fervientemente que podemos identificarnos con las luchas antiimperialistas en América Latina y que podemos encontrar en los distintos partidos políticos hermanos de la lucha en el Medio Oriente contra el mismo enemigo en común.

Vinimos para poder hablar y contar sobre nuestra ideología, sobre nuestras propuestas de cómo mejorar la situación en el Medio Oriente, estamos aquí para tratar de encontrar en todas las organizaciones y partidos políticos que participarán en este seminario del Partido del Trabajo, oídos atentos a nuestras propuestas, a todas las cosas que queremos cambiar en el Medio Oriente para poder brindar a nuestros hijos un futuro lleno de paz, de democracia e igualdad, un futuro donde puedan vivir en convivencia todos entre todos juntos el Estado de Israel y el Estado de Palestina libre y soberana.

LVÁ – La lucha política de América Latina ¿afecta a Israel, saben de ella?

AP – La lejanía, por más que vivamos en un mundo globalizado, incide en que nuestras posiciones no son muy conocidas aquí en Latinoamérica, como por otro lado lo que está pasando en América Latina no es muy conocido en Medio Oriente, esta es una de las principales cosas que venimos hacer, trataremos de construir un puente ideológico de ideas revolucionarias entre nuestro Partido Comunista en la zona y entre las distintas agrupaciones y partidos políticos de América Latina, tenemos muchas cosas en común, muchas más de las que pensamos podríamos tener y podemos de las dos partes tratar de mejorar nuestras situaciones y nuestros cuestionamientos políticos, vamos a poder trabajar en conjunto en futuro cercano.

Nuestro sueño es que las relaciones políticas del Estado de Israel no estén con miras a los que dice o lo que quiera EEUU, sino que el Estado de Israel pueda vivir en Paz y en una situación política estable de intereses comunes con los distintos gobiernos de los países árabes que nos circundan, tratar de hacer de Israel un país europeo no tiene mucho futuro, Israel tiene que buscar su futuro como un país del Medio Oriente en conjunto con los distintos países del Medio Oriente…

LVÁ – Amigos, Afo y Pedro, nuestro apoyo siempre. Mucha suerte y gracias…

LVÁ agradece a nuestro amigo y compañero Pedro Gellert F. por haber contactado con el Partido y realizado las fotografías.

Compartir
_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.