Inicio Cultura CAPULINA, CUMPLIRIA 91 AÑOS

CAPULINA, CUMPLIRIA 91 AÑOS

336
Compartir
Capulina nació el 6 de enero de 1926, en Chignahuapan, Puebla. Su padre Antonio Henaine Helú era de origen libanés, y su madre poblana. Cuando contaba con seis años, se mudó con su familia a la Ciudad de México.
La Voz del Árabe(LVÁ) – Cd. de México, enero 6 del 2017 – En 1944, a la edad de diecisiete años, Capulina comenzó su carrera artística como cantante y actor. Participó en el cuarteto de músicos llamado “Los Excéntricos del Ritmo”. Más adelante formó parte del trío “Los Trincas”, con quienes se presentó varias veces para el Canal 2. En 1952 conoció en la misma radiodifusora a Marco Antonio Campos Contreras, luego apodado “Viruta”, a quien le propuso formar un dueto cómico para participar en el programa de la XEW Cómicos y canciones pero Viruta no aceptó inicialmente porque había tenido un conflicto con su compañero José Domínguez Flores “Chamula”, debido al alcoholismo que éste padecía, pero fue tanta la insistencia de Capulina por la que Viruta terminó aceptando trabajar con él.

La pareja empezó como “Capulina y Don Viruta en la radio”. El sobrenombre de “Capulina” lo tomó de un chiste “colorado” que hace referencia a una perrita que movía graciosamente la cola. El actor contó, en una entrevista, el origen del sobrenombre con el que fue ampliamente conocido.

Pionero de la televisión mexicana en Canal 4 y en Canal 2, Capulina se hizo famoso en toda América Latina junto con su socio profesional “Viruta”, cuando en 1953 comenzaron a filmar películas juntos, de las cuales realizaron cerca de 26. En un principio estos actores imitaban el estilo de los comediantes estadounidenses Laurel y Hardy, mejor conocidos como El gordo y el flaco, aprovechando sus semejanzas físicas con los primeros. Sin embargo, con el transcurso del tiempo ambos desarrollaron su propio estilo de comedia que los caracterizaría.

Por algunos años condujeron el programa televisivo Cómicos y Canciones en Telesistema Mexicano, hoy Televisa. Muchos rumores se generaron cuando estos dos actores dejaron de hacer películas juntos; algunos apuntaban que Viruta se sintió menospreciado pero Capulina atribuyó la separación a una discusión entre ellos causada por la falta de contratos en el cine durante la época final de su relación artística, aunque era bien sabido en el medio que Viruta era alcohólico. Su relación tanto de forma personal como artística terminó en enemistad por parte de Marco Antonio Campos Contreras, Capulina admitió que ambos tuvieron diferencias irreconciliables y la relación fue muy difícil en sus últimas seis películas juntos.

Ambos actores mantuvieron una estrecha amistad en la vida real durante su época como dúo. Sin embargo, en 1966, la relación de Campos con Henaine empeoró debido a desacuerdos. La versión más aceptada de su separación fue cuando durante un acto benéfico en Acolman, Estado de México, en beneficio de niños desvalidos, Mario Espino “Clavillazo”, entregó una donación de diez mil pesos. Cuando Capulina iba a entregar su donación, Viruta lo sentó y se levantó, diciendo: —pues nosotros, creo que con que nos vean en la televisión están ayudados―. Pero Capulina dijo: —¡qué buen chiste se echó mi compadrito!―, y también ellos dieron diez mil pesos, ante la ira de Viruta. Este incidente precipitó que Capulina propusiera el quiebre del dúo. Versiones indican que Viruta se habría ofrecido actuar como representante de Capulina, ofrecimiento que posteriormente fue ignorado por Viruta. Este último incidente representaría el quiebre definitivo del dúo, aunque en 1966 se reencontraron para filmar sus dos últimas películas: Un par de roba chicos y Dos pintores pintorescos. Al decir de sus cercanos, “parecían los mismos, pero no se hablaban fuera de escena”. Luego de estas películas, Campos y Henaine nunca volvieron a trabajar juntos.

Después de su separación Campos Contreras jamás aceptó reconciliarse con Henaine quien no asistió a su funeral, se decía que Campos había pedido a su familia que si él moría primero no se le permitiera la entrada a su velorio y si asistía lo sacaran inmediatamente “a patadas”. A pesar de todo, Capulina afirmó que nunca tuvo rencor alguno y sintió una gran pena cuando Viruta falleció.

Las películas que Capulina protagonizó como solista estuvieron claramente dirigidas para el público infantil, a diferencia de los trabajos anteriores junto a Viruta, que tenían un estilo de comedia más sofisticado y estaban dirigidos a todo público. En algunas de ellas compartió escena con Roberto Gómez Bolaños (Chespirito), quien fue el guionista de la mayor parte de sus producciones. Capulina realizó un total de 84 películas, 58 de ellas después de haberse separado de su socio Viruta. También grabó 12 álbumes musicales. Una de sus más famosas películas fue El Santo vs Capulina (1968), en la que trabajó con la leyenda de la lucha libre mexicana, El Santo.

Capulina también fue torero, actor de teatro y comediante de escenario. También fue el iniciador del primer circo encabezado por un artista de renombre, El Circo de Capulina, con el que viajó por América Latina. Su último trabajo actoral fue en 1999 en la telenovela El diario de Daniela. Capulina pasó sus últimos días con su familia, con los ahorros que recaudó como actor de cine y televisión. Es padre del también actor Antonio Henaine, quien trabaja con el nombre artístico “Toño Moño” sigue la línea de humor blanco de su padre; con él trabajó como pareja cómica en la última temporada de El Circo de Capulina, en el 2001.

El 21 de septiembre del 2011 Capulina fue hospitalizado debido a una obstrucción intestinal por náuseas y vómitos que se complicó con un cuadro de neumonía en un hospital en el sur de la Ciudad de México. Falleció el 30 de septiembre de 2011 a los 85 años de edad, a consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

Gaspar HenaineCAPULINA, hijo de libanés que fue admirado en toda América…

VIDEOs DE PROGRAMAS DE tV DE “CAPULINA”, SÓLO PARA RECORDAR AQUELLOS TIEMPOS…

 

 

_________________________________________________________________________________

Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de

su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.