Inicio Noticias LA GUERRA SANTA ISLAMICA, LA YIHAD: UNA GRAN MENTIRA

LA GUERRA SANTA ISLAMICA, LA YIHAD: UNA GRAN MENTIRA

1468
Compartir

Por: Luis Miguel Cobo

-“Combate en el camino de Dios a quien te combate, pero no sean los agresores. Dios no ama a los agresores”, cita del Corán.
-El fanatismo y terrorismo es totalmente falso e infundado, porque el Islam es todo lo contrario. Es la religión de la paz y la misericordia.
La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, enero 21 del 2017 La Voz del Árabe tiene memoria – Nuevamente el mundo sufre varios atentados realizados por el grupo Daesh, ISIS o el -muy mal nombrado- Estado Islámico, que se auto-nombran “Estado Islámico de Irak y de los países del Sham”, o Levante, en castellano, porque ni es Estado ni es islámico, así que amigo lector usted dirá al final su opinión. La Yihad ha sido y sigue mal interpretándose, mal entendiéndose, por eso LVÁ decide hoy, una vez más que Daesh ha atacado un país en una región europea o árabe, donde sea el resultado son muertos y heridos por tales hechos. Publicar nuevamente este artículo que ya se había dado a conocer en abril del 2015 nos lleva a NO olvidarlos hechos fatales de un grupo de terroristas asesinos que ha sido creado por varios países, principalmente por el que nombramos como “el triángulo sionista”, que simplemente desestabilizan una región completa y hace al mundo temblar, que dicen terminarlos de un plumazo en ciertas regiones de Siria, de Iraq o cualquier parte y no es así, la respuesta: todo está debidamente planeado…

Sencillamente esta publicación tiene como responsabilidad y el deber de dar a conocer y promover al Mundo Árabe, su historia, cultura, religión y política, entre otras materias. Aquí pues, el artículo para su conocimiento de la Yihad. Recomendamos ampliamente el video al final del artículo.

LA GRAN MENTIRA DE LA GUERRA SANTA ISLÁMICA, LA YIHAD

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, abril 23 del 2015 – A raíz de muchos de los acontecimientos recientes en el mundo, casi todos en contra del Islam, de los musulmanes, siempre dándoles la imagen negativa de “terroristas”, mentira tras mentira con el afán de hacer menos y destrozar a una de las religiones  más importantes del mundo, La Voz del Árabe se dio a la tarea de realizar la siguiente investigación, guardando el respeto merecido al tema, aquí para ustedes.

Hemos sido engañados. Nos han mentido a lo largo de los años, aceptamos el engaño por ignorantes. Recordemos el “11 de septiembre de 2001”, nos remite a una fecha de consternación y perplejidad mundial. Como quien mira un momento que sabe será determinante para el futuro. Y lo fue, pero no sólo por las razones aparentes, hoy en día todos o casi todos, por lo menos los que han leído con sentido común, saben que todo ese plan realizado aquel 11 de septiembre fue una obra macabra realizada por el mismo gobierno, fue nada menos que la pauta para el comienzo original del Nuevo Orden Mundial (NOM) cuyo número es el 11, aquel día 11 fue el principio de una nueva era para el mundo… citado en muchos artículos, inclusive en La Voz del Árabe se publicado, en muchos libros dedicados exclusivamente al tema del NOM, de ahí todo lo que “nos hacen y nos han hecho creer” por medio de campañas de publicidad que no muchos captan a la primera, pero ahí están y estarán, diciendo que la verdad es mentira y la mentira tergiversada es la verdad que también es una mentira, al final: nadie se entera de la primera verdad, la que podría ser la auténtica y nada más.

El 11 de septiembre fue la fecha que marcó el concepto de terrorismo como un estereotipo para asustar a la gente. Hoy, cualquier día un país puede ser atacado, el que sea donde esté. También determinó la cosmovisión que construiríamos alrededor de una cultura ampliamente desconocida, por ende, sería fácil manipularla. Todos recordamos cuando vimos en la Tv las imágenes, todas falsas, construidas, de cientos de musulmanes festejando el ataque a las torres, se empezaron a escuchar términos como yihad o guerra santa, se conocerían de tajo las limitaciones de los derechos humanos de los países musulmanes, se conocería un nuevo enemigo, el que tenía su construcción, como tal, basado en la ignorancia 8sobre el tema) de la gran mayoría de la humanidad.

El Islam se convirtió, lo convirtieron, en el enemigo número uno a nivel internacional, el concepto de yihad erróneamente traducido como “guerra santa”, fue una equivocación predeterminada, mostraron como ellos querían la gran mentira de cómo los musulmanes sólo vivían para la guerra. En las sociedades occidentales el término se entendió como pilar de una religión que sólo buscaba la radicalización, sin embargo, el concepto tiene mucha mayor profundidad que “explayar la palabra de Dios mediante la espada”.

Qué significa yihad, esto nos lleva a la historia de la religión, el nacimiento del Islam surge a partir del mensaje recibido por el profeta Muhammad de parte del Arcángel Gabriel, en aras de restablecer y prolongar las revelaciones divinas anteriores que habían sido corrompidas por judíos y cristianos. La religión musulmana está basada en cinco pilares fundamentales:
– La profesión de fe: no hay más Dios que Allah y Muhammad es su profeta.
– Las cinco oraciones rituales diaradas precedidas por abluciones.
– El ayuno durante el mes del Ramadán.
– El pago del diezmo.
– La peregrinación a la Meca y a Medina.

Curiosamente el concepto de guerra santa no es referido en ningún momento. Sin embargo, dicho término si aparece constantemente dentro de los textos sagrados del Islam pero no como universalmente se han dado a conocer.

En la época del profeta Muhammad, la yihad significaba la palabra mediante la cual se buscaba convertir a los judíos y cristianos de arabia, con el diálogo y no con la fuerza. Para los siglos VIII y IX, marcados por la conquista y expansión militar musulmana, el concepto se transformó, era una justificación belicista, se consideraba que el Islam, al tener vocación universal estaba llamado a extenderse por todo el mundo, de este modo la yihad tomó características ofensivas y conquistadoras. Muhammad, en su figura de profeta no sólo era un líder religioso y social, también marcaba una agenda política y militar, una ‘política’ militar emprendida por una comunidad religiosa era entendida en los propios términos de la manera en la los árabes lo miraban y sentían, una sociedad que “veía con buenos ojos” la lucha entre tribus y comunidades, de ahí, que la bravuconería de la guerra santa fuera ampliamente compartida.

En los siglos IX y X la expansión militar terminó y se logró un equilibrio político y estratégico entre el imperio musulmán y las regiones vecinas. El concepto de yihad volvió a evolucionar, ahora se entendía como un yihad defensivo, enfatizando su característica de introspección buscando consolidar la lucha contra los herejes y rebeldes internos, pero manteniendo un anhelo por la expansión armada, interrumpida sólo temporalmente.

En los Siglos X y XI, un nuevo cambio en el concepto de yihad, adquirió un significado de lucha contra todo aquello que perjudica a la comunidad, nueva conceptualización del término como significado más espiritual de combate moral, esta última apreciación ha sido retomado por intelectuales musulmanes moderados, incómodos con los rasgos violentos y extremistas empleados por Occidente para referirse a los musulmanes.

La yihad puede entenderse basado en el periodo histórico que se quiera utilizar para estudiarlo porque además de llamar a luchar contra los enemigos externos, la yihad es el esfuerzo por hacer siempre lo correcto, la determinación de siempre hacer el bien, de velar por la justicia incluso contra los propios intereses. También que existe la yihad del corazón: la lucha espiritual de uno mismo por mejorar como ser humano. Y la yihad de la lengua: el esfuerzo por opinar o legislar justamente.

Al leer sobre la yihad se aprende cuán equivocados han estado quienes creen en la publicidad falsa de muchos años lanzada para distorsionar el término original, hacen creer al mundo que, por ejemplo, Al Qaeda, Daesh o ISIS (los mal nombrados irrespetuosamente Estado Islámico) o cualquiera otra agrupación sí de terroristas que nada tienen que ver con el Islam, han hecho o están llevando una “guerra santa”, términos que vemos casi a diario en los titulares de noticieros en la Tv o diarios de todo el orbe, sin duda es un término que ha evolucionado conforme la propia religión lo ha requerido, y como se dijo antes, los medios informativos (manipulados o sionistas por lo general) se han aprovechado de este término para, de cualquier forma, minimizar y menospreciar al Islam, Por esto mismo resulta muy estúpido juzgar a toda una religión sólo por un término que han explotado los occidentales por el lado negativo para obtener sus grandes ganancias del territorio del Medio Oriente que a estas alturas son obvias.

En resumen, el término yihad se ha utilizado desde aquel 11 de septiembre (y desde antes) por los medios de comunicación para destruir al Islam y los musulmanes dejándolos ver siempre como terroristas, gran mentira y para comprobarlo sólo basta con leer un poco el Corán, libro sagrado del Islam.
NOTAS sobre el tema: Es muy corriente en las lenguas extranjeras traducir la palabra yihad por “guerra santa”. En el Islam no se conoce esta “guerra santa”, sólo se conoce la guerra legal o justa y la ilegal o injusta. En muchas ocasiones se entiende mal el término árabe que significa “esforzarse” y que se divide en: el yihad de cada uno contra sí mismo (yihád al.nafs) y el yihad contra los enemigos que es la guerra justa.

Es conocido que el primero se denomina en el Islam A1-yihad-al akbar, es decir “la lucha mayor”, que consiste en luchar cada uno contra sus pasiones y sus malos instintos e intentar purificarse del rencor, la envidia, la tiranía y de todas las maldades para ser digno de ganar la felicidad eterna. El segundo se conoce por Al-yihád-al asgar, es decir, “la lucha menor” que significa, como se ha citado, la guerra legal o justa.

Cabe citar al respecto que la guerra legal en el Islam es meramente defensiva, es decir que se legisló para defenderse contra las agresiones, algo que queda claro en muchos versículos del Corán. Por ejemplo en la sura 22, vers. 39 dice Dios: “A los que están injustamente agredidos se concedió permiso de defenderse”; en la sura. 2, vers. 190 dice: “Combatid, por la causa de Dios, a quienes os combatan, pero no os propaséis; es cierto que Dios no ama a los que se exceden”. Resulta evidente, pues, que a pesar del permiso de defenderse, el Corán pone en guardia contra excederse en la guerra, lo que se confirma en otro versículo. el 194 de la sura 2, donde dice: “… y quien se excede con vosotros, obrad con él en la misma medida”.

Cabe destacar también que aborrecer la guerra y al derramamiento de sangre es una base principal del Islam, siendo la guerra un caso excepcional para defenderse. Dice Dios al respecto en la sura 2, vers. 216: “Se os ha prescrito el combate aunque sea odioso”. La agresión, pues, es aborrecida e infundada en el Islam.

Si los musulmanes perciben que el adversario se incline a la paz, tienen la obligación de responderle positivamente. Dice el Corán en la sura 8, vers. 64: “Si se inclinan a la paz, inclínate a ella y confíate a Dios”. El Islam invoca además a convivir pacíficamente y a establecer relaciones con los demás, siempre y cuando éstos no agradan a los musulmanes”, al ser así, los musulmanes están obligados a tratarse con ellos a base de justicia y buen trato. Dice el Corán, afirmando esto en la sura 60, vers. 8: “Dios no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a quienes no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares. Ciertamente Dios ama a los equitativos”.

El objetivo del Islam es, pues, difundir la paz, la tolerancia y la cooperación entre la gente en pro de la felicidad y la estabilidad de y en todo el mundo.

Por ende, lo que se publica sobre el Islam en algunos medios internacionales de información, acusándolo de ser una religión agresiva, extremista, de fanatismo y terrorismo es totalmente falso e infundado, porque el Islam es todo lo contrario. Es la religión de la paz y la misericordia.

Inshallah…

VIDEO – DOCUMENTAL – Estado Islámico- Origen y Financiación -ISIS- 2015 (Verdadera Historia)

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.