Inicio Noticias RESULTADOS MODESTOS EN ASTANÁ

RESULTADOS MODESTOS EN ASTANÁ

“Encuentro internacional sobre el asentamiento en Siria” tuvo lugar en Astaná. La importancia de la reunión de Astaná es la de ser un paso necesario en la preparación de las negociaciones de las Naciones Unidas en Ginebra en febrero…

501
Compartir

Por Nouhad Mahmoud *

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, enero 30 del 2017 – Un “Encuentro internacional sobre el asentamiento en Siria” tuvo lugar en Astaná, Kazajistán el lunes y martes, 23 y 24 de enero. Fue la primera vez después de nueve meses que los partidos sirios se reunieron cara a cara con el patrocinio de Rusia, Turquía e Irán para consolidar el alto el fuego anunciado el 30 de diciembre de 2016. Las delegaciones no incluyeron a figuras mayores, y ningún enviado árabe estuvo presente. Como acontecimiento diplomático era un éxito para los patrocinadores, aunque su influencia limitada sobre los partidos era evidente. Fallaron en conseguir que las dos partes negocien directamente, lo que supuestamente era el objetivo principal de la reunión.

Hubo peleas sobre el formato y la agenda desde el principio, según Reuters. La oposición exigió que las conversaciones se centraran únicamente en un alto el fuego que debería pedir a las milicias respaldadas por Irán que abandonaran Siria. Pero el gobierno se mostró envalentonado por el hecho de que las conversaciones se llevaran a cabo bajo la supervisión y el patrocinio de Rusia, un aliado fiel, y con el equilibrio de fuerzas en el terreno, pensó que había una oportunidad para impulsar la reconciliación con Bashar al-Assad, que permanecía en el poder, una línea roja para los rebeldes.

Las declaraciones de apertura revelaron las divisiones amplias. Alouch, el representante de los rebeldes, llamó al gobierno sirio “un sangriento régimen despótico”, mientras que Ja’afari, el jefe de la delegación gubernamental, acusó a los negociadores de la oposición de ser groseros y poco profesionales, de defender los crímenes de guerra. Dejó claro que la ofensiva del gobierno contra Wadi Barada en el norte de Damasco continuaría, a pesar de que los rebeldes lo ven como una violación de la tregua. Andrew Kortunov, un observador ruso dijo a Reuters que las conversaciones habían sido “mejores que nada”.

Al final de dos caóticos días, el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Jairat Abdel Rahmanov, leyó el comunicado final firmado por los tres patrocinadores. Las potencias acordaron establecer un sistema para observar y asegurar el pleno cumplimiento del alto el fuego, evitar cualquier provocación y determinar todas las modalidades de cese el fuego. Reitera su opinión de que no existe una solución militar para el conflicto sirio, sino sólo mediante un proceso político basado en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, presentada entonces por Serguéi Lavrov y omitiendo mencionar el periodo de transición que fue el principal objetivo desde la proclamación de Ginebra, en junio de 2012. El comunicado hace hincapié en la importancia de separar elementos de oposición moderada de los yihadistas del EI y Al-Nusra que serían combatidos por los tres patrocinadores.

La importancia de la reunión de Astaná es la de ser un paso necesario en la preparación de las negociaciones de las Naciones Unidas en Ginebra en febrero. La ocasión sirvió a Moscú como principal agente de poder, con la ausencia de Estados Unidos y la marginación de las Naciones Unidas. Los diplomáticos occidentales en Astaná expresaron su asombro de “que Rusia haga esto ahora… ¿Qué ha cambiado para ellos que quieren desvincularse militarmente y comprometerse políticamente?” El jefe de la delegación de la oposición siria notó que “los rusos han pasado de una etapa de ser un partido en la lucha y ahora están haciendo esfuerzos para ser un garante. Están encontrando muchos obstáculos de Hezbolá, de Irán y del régimen”. Los diplomáticos occidentales también vieron en Irán uno de los obstáculos principales al progreso, por considerar que el compromiso de Teherán con el alto el fuego y una transición política era incierta.

Los tres patrocinadores carecen de la credibilidad y la confianza de un partido sirio o el otro. Damasco considera el papel de Turquía como una intervención ilegítima que viola la soberanía del Estado. La oposición considera a Irán como un enemigo y un poder de ocupación no digno de un papel objetivo. Los tres jugaron como corredores del conflicto en los últimos seis años. Para tener resultados serios necesitan involucrar a Washington, los europeos y los Estados del Golfo para tener la oportunidad de negociar un acuerdo final.

Los rusos están experimentando “lo difíciles que son sus socios”, según un diplomático occidental. Mientras que Moscú quiere invitar a Washington, los iraníes son inflexibles en mantener a los estadounidenses fuera del proceso. Al calor de todos los contactos y esfuerzos, los partidos sirios están n el extremo receptor, pueden ser las víctimas, pero no tienen voz en el futuro de su país. Los rusos prepararon un proyecto de nueva Constitución y lo presentaron a la oposición que se negó a recibirlo … por ahora. Las Naciones Unidas estiman que el costo de alivio para los sirios dentro y fuera del país será de 8 mil millones de dólares sólo para 2017. El impacto y la inmensidad de la tragedia siria y sus repercusiones en el futuro siguen siendo subestimados por la comunidad internacional y los líderes mundiales.

Foto: Delegados durante una conferencia después de las conversaciones de paz sobre Siria en Astaná, Kazajistán, el pasado día 24. Los representantes de Irán, Rusia y Turquía también participaron en el segundo día de las conversaciones de paz sobre Siria (XINHUA)

*Fue Embajador de Líbano en México entre 1999 y 2011.

 

 

Compartir
_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.