Inicio Cultura MAURICIO GARCES – SE FUE HACE 29 AÑOS UN 27 DE...

MAURICIO GARCES – SE FUE HACE 29 AÑOS UN 27 DE FEBRERO

El “zorro plateado” hoy en su aniversario luctuoso N° 29 , el galán de galanes del cine mexicano, con más de 65 películas, todas exitosas… “Las traigo muertas, arrroooz…”

1525
Compartir

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, febrero 27 del 2017 – A Mauricio Garcés, el galán de galanes seductor del cine mexicano de comedia se le debe mucho, se dice “las traía muertas” a todas ellas, amigas y admiradoras. Personaje de ascendencia libanesa nacido en México sabía cómo hacer su papel, lo sentía, creía en él mismo, fue imitado por los jóvenes de la época, admirado por gran público que lo recuerda, siempre esperaba la nueva película de Garcés, así fue como la fama lo llamó y perpetuó hasta hoy que, sin ligur a dudas, todos vemos sus películas, generaciones pasadas, modernas también lo miran y admiran en este nuevo 2017, porque también, sin duda alguna, ya no hay “galanes” como los de antaño, como Mauricio Garcés, de sangre viva y calor que traspasaba la pantalla que su público sentía, ellas suspiraban desde su butaca mirando al galán, en broma o en serio Mauricio gustaba y gustaba mucho. Aquí un pequeño homenaje de La Voz del Árabe al siempre galán seductor del cine mexicano, Mauricio Garcés…

MAURICIO GARCÉS, nació el 16 de diciembre de 1926, en Tampico, Tamaulipas, México, y murió el 27 de febrero de 1989, en la Cd. de México. Mauricio Garcés fue el nombre artístico de Mauricio Féres Yázbek Garcés, actor mexicano recordado especialmente por su representación satírica en varias películas del galán seductor, maduro y sofisticado de la alta sociedad.

Originario del puerto de Tampico, Mauricio nació en el seno de una familia de origen libanés, de la que surgieron reconocidos fotógrafos y su primo, también actor, Michel Grayeb. Cuando tenía seis años de edad, junto con su familia se mudó al Distrito Federal. Durante su infancia, ya en la Cd. de México, su familia fue vecina de del actor y empresario Antonio Badú (también de raíces libanesas); ambos artistas fueron amigos desde esa época. Estudió ciencias químicas en la universidad, tuvo que abandonar la escuela para ayudar a ganar dinero para su familia. Ejerció varios empleos hasta que su tío, el fotógrafo Tufic Yázbek, ayudó al joven Mauricio de 20 años para entrar en el mundo de la farándula.

Su carrera como actor contó con el apoyo de otro tío, el productor José Yázbek, quien lo incluyó en el reparto de la película La muerte enamorada (1950), comedia protagonizada por Miroslava Stern y Fernando Fernández. A partir de ahí Mauricio adoptó el apellido artístico “Garcés”, pensó que la letra “G” podría traerle buena suerte y convertirlo en una estrella como sus ídolos: Clark Gable, Gary Cooper y Cary Grant.

Inicialmente su carrera estaba enfocada al género dramático y de suspenso, interpretando versiones serias de galanes en películas como “La estrella vacía (1958)”, o telenovelas como Gutierritos. Tuvo su propia serie de televisión: Cita Ponds. Asimismo, hizo teatro en obras como Vidas privadas, No me manden flores y Vidita Negra (que posteriormente filmaría en película, 1971), La Luna Azul, entre otras.

La versión cómica del personaje de galán otoñal, elegante y mundano que lo hiciera famoso fue desarrollándose a lo largo de estas etapas de su carrera al ir interpretando en varias ocasiones papeles similares en películas cuya temática se iba haciendo cada vez más ligera y cómica. Este personaje finalmente queda plenamente desarrollado en Don Juan 67. Para este film la productora Angélica Ortiz (madre de la actriz Angélica María), contrató a Mauricio para interpretar el papel estelar en 1966. Don Juan 67 fue la primera de una serie de comedias fílmicas en las que interpretó a su alter-ego Mauricio Galán al lado de las actrices de la época como: Maura Monti, Silvia Pinal, Zulma Faiad, Elsa Aguirre, Rossy Mendoza, Nora Larraga “Karla”, Patricia Aspíllaga, Amedeé Chabott, Irlanda Mora, Bárbara Angely, Marcela López Rey, Isela Vega, Norma Lazareno, entre otras. El matrimonio es como el demonio (1967), Click, fotógrafo de modelos (1968), El criado malcriado (1968), Departamento de soltero (1969), Fray Don Juan (1969) y Modisto de señoras (1969), son algunos de los títulos más populares de la extensa filmografía de Garcés, junto con su amigo Luis Manuel Pelayo.

A principios de los años setenta incursiona en la televisión en el programa La Hora De Mauricio Garcés (1970), acompañado de los actores: Enrique Rambal, Rafael Banquells, Emílio Brillas y Mónica Serna, quien estelarizó con él en teatro la obra No Me manden Flores, éxito de la época, al año siguiente en Tv canal 8, estelariza el programa Los Solteros junto con José Galvez. Estelarizó en 1978 la película No Tiene La Culpa El Indio, junto con Chucho Salinas y Yolanda Liévana, ese mismo año, como estelar en teatro en la obra Hola Charly al lado de Claudia Islas. En 1980 retorna al personaje del don juan con la cinta El Sátiro al lado de Alberto Rojas “el caballo” y Patricia Rivera. En 1980 comienza una mancuerna exitosa con Manuel El Loco Valdés en el programa en Tv El Show del Loco Valdés, al año siguiente relevan a Verónica Castro en la conducción del programa Noche a Noche. En sus últimos años hizo esporádicas apariciones en programas de televisión y varios anuncios comerciales.

En la última década de su vida su salud se vio afectada por su adicción al tabaco muriendo de enfisema pulmonar en 1989. Se dice que perdió grandes cantidades de dinero por su afición a las apuestas y juegos de azar, cosa que hizo muy complicado el costo del tratamiento de su enfermedad durante los últimos años de su vida.

En contraposición de sus interpretaciones de galán conquistador de mujeres, Mauricio Garcés era de personalidad tímida y retraída. Permaneció soltero toda su vida. Murió el 27 de febrero de 1989 a causa de un enfisema desarrollado por su adicción al tabaco, sus restos descansan en el Panteón Francés de la Piedad en la Ciudad de México.

LAS FRASES CÉLEBRES DE MAURICIO GARCÉS:

  1. ¡Arrrroooz…!
  2. Debe ser terrible tenerme y después perderme.
  3. Claro que quiero ser el hombre de tus sueños… pero para eso, ya duérmete mamacita.
  4. Los hombres no mentimos, sólo buscamos alternativas para darles gusto a sus exigencias.
  5. No soy un imposible, el que persevera alcanza…
  6. “¡Las traigo muertas!”
  7. ¡Te voy a hacer pedazos!
  8. No importa el tiempo, tarde o temprano todas caen…
  9. Una noche sin estrellas, es como mi alcoba sin mujeres, no tiene chiste verla…
  10. Casarte, rogarle o pedirle perdón a una mujer, es como tentar al demonio, te dirá que sí, pero estarás condenado toda tu vida.
  11. Las mujeres son como la gripe mal cuidada, nos pueden hacer llorar y en el peor de los casos hasta matar…
  12. Es bueno saber que soy el pensamiento incómodo de algunos maridos.
  13. Sólo dame la oportunidad de demostrarte que hoy seré todo tuyo, mañana no te lo aseguro…
  14. El juego de palabras que utilizan las mujeres, es como un laberinto sin salida y sin retorno.
  15. Si de ganado fino se trata, más vale ser cuatrero perseguido, que ganadero cornudo.
  16. ¿Qué eres una muchacha decente? No te preocupes. Yo ese defecto te lo corrijo rápidamente…
  17. No importa de qué parte del mundo vengas, te voy hacer pedazos…
  18. Los hombres somos como el café, tómame calientito y no te dejaré dormir toda la noche…
  19. Las mujeres con ideales, son mujeres con pasiones, los hombres con pasiones son ideales para las mujeres.
  20. Chiquitita, yo soy como el tiempo, una vez que me pierdes, jamás me recuperarás…
  21. Soy un hombre demasiado tranquilo, pero en la alcoba soy una fiera, un atleta de olimpiada con medalla de oro, tú dices si te arriesgas a perder…
  22. Soy tu presente, soy tu futuro, pero no te preocupes, en un momento tu marido quedara en el pasado…
  23. Mi misión en esta vida es tener a las mujeres contentas, si todavía no llego contigo es porque no me ha dado tiempo, pero no desesperes hay muchas en la fila…
  24. No luches en terrenos donde sólo hay un conquistador, detesto ver llorar a un hombre cuando saben que yo fui el mejor.
  25. Una mujer hermosa de espíritu, nos hace abrir los ojos a la vida, aunque estemos ciegos de nacimiento.

VIDEOS:

 

Compartir
_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.