Inicio Noticias ARGELIA Y SU POLÍTICA HACIA EL SAHARA OCCIDENTAL

ARGELIA Y SU POLÍTICA HACIA EL SAHARA OCCIDENTAL

De acuerdo a documento del archivo del general francisco Franco Bahamonde

561
Compartir

Por Román López Villicaña

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, abril 6 del 2017 Argelia ha tratado durante muchos años de ocultar sus ambiciones expansionistas. Pero si se le quita el velo que la cubre, queda al desnudo el ambicioso país creado por el colonialismo francés en el Norte de África. No es un secreto Argelia, ha reiterado en numerosas ocasiones su deseo de convertirse en la potencia hegemónica del Magreb (Túnez, Argelia, Marruecos, Mauritania y la Tripolitania Libia). Pero para convertirse en eso necesita incorporar a su control Saguiat el Hamra, lo cual ya no podrá ser, pues la ex provincia española ha regresado a su legítimo dueño: Marruecos.

Las ambiciones territoriales argelinas han estado siempre presentes en los discursos y agenda de los dirigentes políticos. En una carta fechada el 17 de mayo de 1967, el Embajador español en Argel, Sr Luis Los Arcos informa al entonces Secretario de Exteriores, Fernando Ma. Castiella su encuentro con el Secretario de Exteriores argelino, Sr. Abdelaziz Bouteflika, actual presidente del país. El documento, disponible en el archivo del Generalísimo Francisco Franco Bahamonde y con sello de Reservado, resuelve muchas de las incógnitas sobre la política exterior argelina en detrimento de los intereses del Reino alauita.

De la mencionada conversación, relata el Embajador, que Bouteflika, se ha quejado del regreso de Tarfaya a Marruecos, la que califica de “discutible dependencia marroquí”, pues desde ahí, ahora reclama el territorio español y Mauritania, que ambiciona Argelia. Pero, lo que más lamenta Bouteflika es que Tarfaya se convierte rápidamente en el polo de atracción de la confederación ergiba (sic). También mencionaba que los marroquíes no se atreverían a enfrentarse al ejército español o argelino. En lo que fue muy claro el ministro argelino es: “en caso de una agresión marroquí a Saguiat el Hamra, Argelia no permanecería impasible,” y sospechaba que el Frente de Liberación de Saguit el Hamra pudiera servir de tapadera para una acción camuflada.

Bouteflika confió al Embajador que Mauritania, no tenía ninguna ambición o interés en repartirse con Marruecos el territorio, además que Argelia jamás aceptaría tal solución. El Embajador destaca que los argelinos disimulan su ambición tras un aparente desinterés, pero que tratan de aprovechar la situación desde el punto de vista humano, atacando dos cosas: “1. Hacer de Tinduf la capital de los reguibas (sic) y 2. Hacer gravitar alrededor de Tinduf y de la Saura, las demás regiones habitadas por los reguibas, a saber: Tarfaya, Saguiat el Hamra, Río de Oro y Mauritania.

La Muggar (feria) de Tinduf sería lanzada como lugar de reunión de la Confederación Ergeuibat. Para dicho objetivo se dotó de energía eléctrica a Tinduf, se le abriron oficinas de correo, piscinas, aeropuerto, hospital y una mezquita nueva y por supuesto la base militar argelina. Según el embajador, en Tinduf solo había 3500 persona y unos 18 000 nómadas en los alrededores. Es obvio que lo argelinos alentaron a la migración de los saharauis de diversas partes, para poder reclamar Saguit el Hamra y así cortar a Marruecos de su liga con África. Así obtendrían una salida al mar por el sur, a la vez que, eliminaban a Marruecos como competidor de su “hegemonía” en el Magreb, por esto sus marionetas del Polisario piden hoy un referéndum.

De acuerdo al Embajador, la tribu ergeuibat está dividida en dos confederaciones: la Sahel que son los mauritanos, y la del Este o Gouacem que viven en Tinduf y sus alrededores. En la costa en el Sahara Español no había Ergueibat pues era zona de pesca de las tribus inferiores, Marruecos pues, no ha hecho más que recuperar el territorio sobre el que tradicionalmente han gobernado sus monarcas y por donde pasaba una ruta de comercio que iba de Marruecos al río Senegal.

De acuerdo al coronel Domenech, en su libro “Algo sobre Río de Oro”, citado por el Embajador, solo había en el Sahara Español, 3500 habitantes que en su mayoría nomadeaban entre Saguiat el Hamra y el Draa, es pues muy sospechoso ver de donde salieron tantos saharauis, pues la mayoría de ellos viven en las ahora, provincias del sur de Marruecos. Tinduf destacaba el Embajador jamás ha sido capital de los Erguibat y si bien hay algunos habitando ahí son en su mayoría “marginales y degenerados. (sic)”

Es curioso leer que el entonces Director de Asuntos Políticos del ministerio argelino, Sr. Hadjali, le comunicó en tono amistoso al Embajador que los Ergueibats documentados por la administración española en El Aaiun eran argelinos, a lo que el Embajador respondió que ignoraba la existencia de un núcleo de Erguibats argelinos lo suficientemente grande para ser tenido en cuenta.

Como se deduce del documento, los argelinos han ocultado sus reales intenciones tras la fachada de la RASD, cuyos habitantes ni siquiera son en su mayoría del Sahara Español. A la RASD la han disfrazado de “movimiento que busca autodeterminación” y con esto han engañado a muchos países en Naciones Unidas, México entre ellos.

Con un estado títere en Saguiat el Hamra pretendían crear el “Gran Magreb” que sería una más de sus dependencias. Río de Oro no le interesaba en 1965 como se deduce del documento, su ambición era conseguir Saguiat el Hamra y consolidar una salida al Océano Atlántico, también manejar a los Ergueibat y con eso extender su influencia a Río de Oro y Mauritania. Todo eso se desvaneció con la Marcha Verde, del Rey Hassan II.

Compartir
_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.