Inicio Gourmet CÓMO HACER CAFÉ ÁRABE

CÓMO HACER CAFÉ ÁRABE

12194
Compartir

Por: Luis Miguel Cobo

Hoy día hay muchas composiciones de cafés, a los que muchos llaman “café de fantasía”, esa extraña bebida a base de café (muy malo y baja calidad) poniéndole un sabor artificial con base en jarabes químicos matando el aroma y sabor natural.

De igual manera se ha comercializado el “café instantáneo” que tampoco es café, es un polvo hecho con sobrantes de café, garbanzo y con tantos químicos que apenas y llega a obtener el sabor de café, embazado al alto vació conteniendo más químicos que matan en su totalidad lo que pudo ser café, así que cuando vaya a tomar una taza de “café instantáneo” piénselo primero, le hará daño y no estará tomando café, de igual forma el café “descafeinado” ya no es café…
Inclusive el café puro es tan sano que se le han descubierto propiedades que sanan en mucho su organismo, empezando porque se asegura que el café previene o evita el Alzheimer, evita el cáncer de colon, ayuda a la memoria y ayuda a la digestión entre muchas otras,LVÁlo publicó así:
EL CAFÉ, SUS PROPIEDADES.  El café también es dueño de muchos mitos que contradicen mucho de sus propiedades, como que enferma el sistema nervioso, quita el sueño y muchas otras que, sin más, el que sabe tomar café nunca las padecerá porque sólo son creencias, como aquella que dice que sólo te hará daño lo que tú quieres que te haga daño, así amigo lector, a tomar una buena taza de café, que a cualquier hora es un excelente tónico para el organismo… Y aquí en LVÁ te decimos:
CÓMO HACER CAFÉ ÁRABE:“Café árabe” es un término general que se refiere a la manera en la cual se prepara el café en muchos países árabes de Medio Oriente. Dicho lo anterior, cabe señalar que hay numerosas variaciones de un lugar al otro, incluyendo cómo se tuesta el grano y las especias y saborizantes que se le agregan. El café árabe se prepara en la estufa en un recipiente especial llamado dallah, se vierte en un termo y se sirve en una taza pequeña y sin asa llamada finjaan. Te sorprenderá la manera en la que difiere del estilo occidental de preparar café, pero después de algunos sorbos, lo prepararás y se lo servirás a todos tus invitados.

Ingredientes:

3 cucharadas de café árabe molido
3 tazas de agua
1 cucharada de cardamomo molido o machacado
5 o 6 clavos de olor enteros (opcional)
1 pizca de azafrán (opcional)
1 cucharadita de agua de rosas (opcional)

Preparación:

1- Compra café árabe. Puedes comprar los granos tostados enteros o molidos. Busca granos de café árabe de tostado suave o medio. Algunas tiendas de especialidades y vendedores en línea ofrecen mezclas de café árabe con especias incluidas. Mientras que esto no te permitirá ajustar las especias a tu gusto, tal vez sea una manera conveniente de probar el sabor del café árabe.
Alternativamente, puedes comprar granos de café árabe sin tostar y tostarlos tú mismo.

2– Muele el café si lo compraste entero. Puedes usar la máquina moledora de la tienda o tu propio molinillo para molerlo en casa.

 Mientras que algunos sugieren usar un molido grueso, otros recomiendan un molido muy fino, semejante al polvo.Experimenta y prueba cuál te gusta más.
3- Machaca las vainas de cardamomo. Para hacerlo, puedes usar un mortero, o el dorso de una cuchara.
4- Muele las semillas de cardamomo. Saca las semillas de las vainas y ponlas en un molinillo de café. Muélelas hasta que se conviertan en un polvo fino.
5- Precalienta un termo. Si planeas servir el café con un termo, como se hace tradicionalmente en Medio Oriente, llénalo de agua hirviendo para precalentarlo desde antes de preparar el café.
6- Y a disfrutar de una exquisita taza de café árabe…

“Tomar una taza de café es tomar la mejor de las bebidas, el café es tan delicioso como ácido, tan dulce como amargo, tan especial como seductor, el café huele mejor de lo que sabe y con tan sólo oler y sentir el aroma emborracha a cualquiera al grado de querer tomar todo el café posible para llegar a saborear su aroma…”

La Voz del Árabe (LVÁ) – Gourmet – 2017

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.