Inicio Cultura STEVE JOBS DESCENDIENTE DE SIRIOS

STEVE JOBS DESCENDIENTE DE SIRIOS

“No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior” -Jobs

2776
Compartir

Por Mauricio Saraya Ley.

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, abril 5 del 2017 – HONOR A QUIEN HONOR MERECE – En esta sección damos merecido reconocimiento a grandes figuras que con enorme talento han cambiado la forma de concebir al mundo. A cinco años de su muerte, su enorme legado material se nos revela como sólo una parte de sus fantásticas aportaciones, por lo que, tras una brevísima semblanza, incluimos algunos de los pensamientos de este genio, que exhortan al mundo para que despierte de su anestésico letargo.

STEVE JOBS: San Francisco, 1955 – Palo Alto, California, 2011. Informático y empresario estadounidense. Padre del primer ordenador personal y fundador de Apple Computer, probablemente la empresa más innovadora del sector. Este mago de la informática fue uno de los más influyentes de la vertiginosa escalada tecnológica en que vive el mundo actual… Sus ideas visionarias en el campo de los ordenadores personales, la música digital o la telefonía móvil revolucionaron los mercados y los hábitos de billones de personas durante más de tres décadas.

Abdulfatá ‘John’ Jandali, un inmigrante sirio que en 2011 ejerció de director de un casino en Reno (Nevada), se enteró en 2005 de que su hijo biológico era Steve Jobs. Él y su esposa, dos estudiantes universitarios sin medios materiales para mantener a Steve, entregaron al pequeño en adopción al matrimonio formado por Paul y Clara Jobs (maquinista ferroviario y ama de casa, respectivamente).

Con su creatividad infinita en 2010 Jobs sorprendió al mundo con el iPad, un híbrido de tableta y teléfono móvil; una ligera y delgadísima pantalla táctil de 9,7 pulgadas contenía en su parte posterior la potencia de procesamiento y todas las prestaciones de un ordenador portátil, sin necesidad de teclado ni ratón. En marzo de 2011 dejó de aparecer en público. El siguiente 5 de octubre, a los 56 años de edad falleció, víctima del avance del cáncer que le había sido detectado en 2003.

 

Últimas Palabras de Steve Jobs:

      He llegado a la cima del éxito en los negocios.   A los ojos de los demás, mi vida ha sido el símbolo del éxito; sin embargo, aparte del trabajo, tengo poca alegría.   Finalmente, mi riqueza no es más que un hecho al que estoy acostumbrado. 

     En este momento, acostado en la cama del hospital y recordando toda mi vida, me doy cuenta de que todos los elogios y las riquezas de las que yo estaba tan orgulloso, se han convertido en algo insignificante ante la muerte inminente. 

     En la oscuridad, cuando miro las luces verdes del equipo para la respiración artificial y siento el zumbido de sus sonidos mecánicos, puedo sentir el aliento de la proximidad de la muerte que se me avecina. 

     Sólo ahora entiendo, una vez que uno acumula suficiente dinero para el resto de su vida, que tenemos que perseguir otros objetivos que no están relacionados con la riqueza.   Debe ser algo más importante: Por ejemplo, las historias de amor, el arte, los sueños de mi infancia… No dejar de perseguir la riqueza sólo puede convertir a una persona en un ser retorcido, igual que yo. 

     Dios nos ha formado de una manera que podemos sentir el amor en el corazón de cada uno de nosotros, y no ilusiones construidas por la fama ni el dinero que gané en mi vida, que no puedo llevarlos conmigo.   Sólo puedo llevar conmigo los recuerdos que fueron fortalecidos por el amor.  Esta es la verdadera riqueza que te seguirá; te acompañará, te dará la fuerza y la luz para seguir adelante. 

     El amor puede viajar miles de millas y así la vida no tiene límites.   Muévete adonde quieras ir; esfuérzate para llegar hasta las metas que deseas alcanzar.   Todo está en tu corazón y en tus manos. 

     ¿Cuál es la cama más cara del mundo?   ¡La cama de hospital!   Usted, si tiene dinero, puede contratar a alguien para conducir su coche, pero no puede contratar a alguien para que lleve su enfermedad en lugar de cargarla usted mismo.   Las cosas materiales perdidas se pueden encontrar; pero hay una cosa que nunca se puede encontrar cuando se pierde:  ¡la vida!.   Sea cual fuere la etapa de la vida en la que estamos en este momento, al final vamos a tener que enfrentar el día cuando la cortina caerá.   Haga tesoro en el amor para su familia, en el amor por su esposo o esposa, en el amor por sus amigos.   ¡Trátese bien y ocúpese del prójimo!

 

VIDEOS…

Triler

Biografía

Discurso

 

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.