Inicio Cultura EL CAMELLO

EL CAMELLO

Digno símbolo del desierto de África y Medio Oriente.

3536
Compartir
Imagen: Gabriela Abud-Acuarela sobre papel

El camello es y será siempre el mejor amigo del desierto y del hombre árabe, animal aguantador que por siglos y generaciones ha sido el transporte del ser humano a través del desierto, en el Magreb y el Levante, el Medio Oriente, el Mundo Árabe. Muchos lectores amigos y seguidores en el Facebook nos han solicitado un artículo en el que se explique lo que es el camello, aquí lo entregamos esperando sea de su agrado y sobre todo, es parte de la cultura árabe, aquí la entrega de interesante artículo.

Camello: Mamífero artiodáctilo (con número par de dedos), rumiante, originario de las regiones desérticas de Asia y África del Norte. Hay dos variedades de camello: el dromedario, también llamado camello de Arabia y que tiene una sola joroba, y el camello bactriano, con dos jorobas. Las características jibás del camello almacenan grasa y tejido fibroso y constituyen una reserva alimentaria para el animal en época de escasez. Es un animal adaptado perfectamente a su hábitat Puede sobrevivir sin beber agua Durante varios días. El dromedario suele medir 2 m. la altura de la cruz y la jibá se eleva unos 30 cm sobre la espalda. El camello bactriano tiene las patas más cortas y un tronco más robusto que el dromedario y mide alrededor de 1,5 m de altura en la cruz. Ambos tipos han sido domesticados desde tiempos antiguos.

Características: Color: Hay camellos en cualquier tipo de marrón, de crema hasta casi negro y raras veces blanco. En los criaderos de camello Fataga S.L. en las Islas Canarias existe un gran número de individuos de colores combinados (en general esta especie es monocromo).

Orejas: Las orejas del camello son pequeñas, pero de oído agudo – ¡aunque, como un burro o perro salchicha, prefiere no darse por enterado cuando se le dan ordenes! Las orejas de un camello están forradas con pelos para filtrar la arena y polvo qué podría entrar en el canal de la oreja.

Ojos: Los ojos de un camello son grandes, con una expresión suave y comprensiva. Están protegidos con una doble fila de rizados pestañas que también ayudan a evitar la entrada de polvo y arena, Mientras las cejas gruesas pobladas protegen a los ojos del sol del Sahara.

Pies: Los camellos tienen pies anchos, planos, la planta como cuero y con dos dedos en cada pie. Cuando un camello pone su pié en el suelo, la planta se ensancha evitando así que el pie se hunda en la arena y además la piel gruesa en las plantas le protege de la abrasadora arena del desierto. Cuando camina, el camello mueve ambos pies de un mismo lado de su cuerpo, después los dos del otro lado. Este modo de andar sugiere el movimiento de un barco, de allí su apodo “barco del desierto”.

Pelo: Todos los camellos mudan su pelaje en primavera y tienen su nueva chaqueta crecida en otoño. Hay mucha demanda en todo el mundo. El pelo de camello produce excelentes tejidos para la confección de prendas de vestir de alta calidad, mantas y felpa también sigue usándose para fabricar las tradicionales alfombras beduinas, tela para zapatos, brochas para artistas, cuerdas y tiendas de campaña. Un camello puede desprenderse de unos 2,5 kg de pelos en cada muda. Gruesos callos aparecen en el pecho del camello y las juntas de las rodillas cuando el animal llega a la edad de 5 meses. Estos parches de cuero ayudan a soportar el peso del animal cuando se arrodilla, descansa y se levanta.

Altura: Un camello adulto mide 1,85 m de pie a la altura del hombro y 2,15 m en la joroba.

Giba – Joroba: En contra de lo que se cree popularmente, un camello no guarda agua en su joroba. Son en realidad un montón de viseras grasas, un quinto del peso del cuerpo y el hecho de que se acumule la grasa en una sola parte evita que excrete el agua por todo el cuerpo, esto permite que el camello utilice el mínimo de agua, de donde extrae la energía cuando la comida es difícil de encontrar. Cuando un camello usa su joroba de grasa es para su subsistencia, el montículo flaquea y encoge. Si un camello consume demasiada grasa, el pequeño resto de la joroba deja su posición vertical para colgar de un lado del camello. Comer y un par de días de descanso devolverán la giba a su firme posición normal.

Patas: Las largos y delgadas piernas de un camello tienen músculos poderosas que permitan al animal soportar cargas pesadas durante largas distancias. Un camello puede cargar unos 450kg, pero una carga habitual y más cómoda es de 150 kg. Es común para un camello trabajar como una bestia de carga durante sólo 6 a 8 meses por año, el resto del tiempo lo necesita para descansar y recuperarse.

Vida: Después de una gestación de 13 meses, un camello normalmente da a luz una sola cría (gestaciones gemelares 14%, nacimientos 0,4%). Las crías caminan a las pocas horas de nacido, pero se mantienen cerca de su madre hasta que llegan a la mayoría de edad a los cinco años. La duración de vida de un camello es de 40 años, aunque un camello trabajador se retira de la actividad a los 25 años. La productividad en la mayoría de los camellos es baja porque tienen una sola cría cada 2 años. La mejor carne de camello viene de jóvenes machos. Se considera una delicia en la dieta arábiga y está ganando popularidad en países áridos donde es difícil tener ovejas, cabras o ganado. Aunque se tiene que masticar mucho y fuerte, el sabor no es muy diferente al bistec.

Leche: La leche de camello es mucho más nutritiva que la de vaca. Es más baja en grasa y lácteos, y más alta en potasio, hierro y vitamina C. Normalmente, la leche pesada y dulce se toma fresca. En muchos países africanos se consume también yogures, mantequilla, queso fresco y chocolate elaborada con leche camello. Científicamente está demostrado que la leche camello es curativa. También existe una línea cosmética con base de leche de camello.

Boca: El camello tiene una boca grande, con 34 dientes afilados. Los puede usar también como defensa contra depredadores si es necesario. Tiene labios muy fuertes, como de goma, que le permiten comer arbustos espinosos, espinas e incluso gruesos pedazos de cuero. Un camello traga su comida sin masticarla primero, más tarde repite la comida indigesta y la mastica es rumiante.

Nariz: Las fosas nasales de los camellos están protegidas por largos músculos nasales que pueden ser abiertas y cerradas a elección, evitan así que no entre arena. En la nariz tienen una estructura mucosa cien veces mayor a la de los humanos. Con esa estructura, y la grande y curvada nariz, pueden retener el 66% de la humedad del aire. Si un camello abre y cierre su nariz está refrescando el aire entrante y condensando la humedad del aire saliente de su respiración.

Velocidad: La velocidad de un camello andando es de 5 km / h, un camello trabajando puede cubrir unos 40 km por día. Los camellos de carreras pueden alcanzar 20 km / h al galope.

Cola: La cola, es parecida a una soga, mide más de 50cm de largo.

Agua: Los camellos necesitan muy poca agua si su dieta regular incluye hierbas ricas en humedad. A pesar de que los camellos pueden soportar una deshidratación severa, un animal grande puede beber hasta unos 100 litros de agua en 10 minutos, es gracias al metabolismo único del camello que le admite almacenar agua en su cuerpo y regular la circulación de su sangre.

Peso: Un camello adulto puede pesar hasta 700kg

Historia: Los científicos piensan que los antepasados de los camélidos aparecieron en América del Norte en el Plioceno, hace tres millones de años, migraron hacia Asia a través del estrecho de Behring. En Asia, dos grupos se separaron para convertirse en los dos tipos principales del camello del “Viejo Mundo”, conocidos hoy en día como el dromedario o camello africano con una joroba que se encuentra en Medio Oriente y Norte de África y el camello bactriano con dos jorobas, que tiene las patas más cortas y un tronco más robusto que el dromedario y su hábitat es Asia.

Comportamiento: Por lo general, el camello tiene una característica pasiva. Para su defensa suelen utilizar las patadas e incluso utilizar su saliva por medio de expulsión desde su boca. Se les emplea normalmente como animales de carga, aunque también se aprovecha su piel, carne y leche. En el norte de África existen “dromedarios bailarines” y de carreras que divierten al público durante las fiestas. También son empleados para transportar turistas por el desierto y en algunas regiones transportan turistas por las zonas desérticas.

Alimentación: Un camello aguanta de 5 a 7 días con poca comida y agua o sin ella, y puede perder un cuarto de su peso sin alterar el funcionamiento normal. En estos días los camellos confían en el hombre para su comida preferida, dátiles, hojas de árboles, hierba y granos como trigo y avena. Un camello trabajando, viajando por lugares donde la comida es escasa, puede sobrevivir sin problemas con maleza espinosa o cualquier cosa, find-cactus, semillas, hojas secas.

Especies: Existen dos especies de camello: el bactriano (Camelus bactrianus, provisto de dos Jorobas) y el dromedario (Camelus dromedarius, que Posee una sola Joroba). Ambas especies son rumiantes sin cuernos, sin hocico, con los orificios nasales formando aberturas oblicuas, el labio superior dividido y movible por separado y extensible, sin pezuñas (Tienen dos dedos diferenciados), el abdomen elevado y patas largas y delgadas.

Estos piensan que camellos fueron domesticados con anterioridad de 2500 a.C El nombre es originario del bactriano nombre de un lugar, Bactria, situado en el río Oxus del norte de Afganistán. Esto es bastante extraño ya que la forma domesticada de este camello no es originario de allí, ni se encuentra en ese lugar actualmente.

‘Bactriano’: Encontraron camellos bactrianos Domesticados en Rusia en los años 1700 – 1200 a.C e incluso en el Oeste de Siberia en el siglo 10 AC Los utilizaron en China tan pronto como 300 años aC Como los originales Ruta de la sede camellos, pero Fueron sustituidos por un cruce de Bactria / dromedario más tarde, los Tulus.

‘Dromedarios’: Estos camellos Fueron Domesticados Aún antes que el bactriano, antes que 300 años aC en la Península Arábiga. El dromedario es un término derivado de dromos (Griego Para La Calle), tal y como solista directamente aplicable al correr o subir un dromedario así en todo el mundo para describir esta especie. Los dromedarios se asociaron en un principio con culturas nómadas semitas y no cobraron su importancia hasta el boom de la Cultura Árabe. Se convirtieron en animales domésticos importantes con la conquista musulmana de Egipto en los siglos VII al XI a.C

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México – Junio del 2017

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.