Inicio Portada MUERE ANTONIO CHEDRAOUI, ARZOBISPO DE LA IGLESIA ORTODOXA DE MÉXICO, VENEZUELA Y...

MUERE ANTONIO CHEDRAOUI, ARZOBISPO DE LA IGLESIA ORTODOXA DE MÉXICO, VENEZUELA Y CENTROAMÉRICA

Esta madrugada dejó de existir el Arzobispo de la Iglesia Ortodoxa.

1033
Compartir
Antonio Chedraoui Tannous
Antonio Chedraoui Tannous

La Voz del Árabe (LVÁ) – Cd. de México, junio 14 del 2017 – Agencias – Esta madrugada falleció en la capital mexicana, a los 85 años de edad, Antonio Chedraoui Tannous, arzobispo de la Iglesia católica Ortodoxa de México, Venezuela y Centroamérica.

Antonio Chedraoui Tannous nació en la Ciudad de Trípoli, Líbano, el 17 de enero de 1932; fue ordenado diacono el 20 de julio de 1952; y el 29 de agosto de 1958 recibió la Orden del Sacerdocio y lo nombraron Archimandrita (Monseñor).

De acuerdo con el portal de la Iglesia Católica Ortodoxa Antioquía, el 5 de junio de 1966 fue consagrado Obispo, recibiendo el nombramiento de Vicario Patriarcal para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe.

Canciller de Líbano, Gebran Bassil y Antonio Chedraoui
Canciller de Líbano, Gebran Bassil y Antonio Chedraoui

Destaca que tuvo relaciones con la mayoría de los presidentes de la República del Líbano desde 1950 hasta sus últimos días; además, se entrevistó con diversos jefes de Estado, como los Reyes de Grecia, Pablo y Federica, y los presidentes de Venezuela, Argentina, Brasil y Chile.

La Iglesia Católica Ortodoxa resalta que se le ha considerado como uno de los líderes más destacados de la Colonia Libanesa en México y de las demás Colonias Árabes.

También tuvo el privilegio de contar con la amistad de varios presidentes de la República Mexicana, desde Gustavo Díaz Ordaz hasta la fecha; además de contar con el aprecio y la amistad de diversos secretarios de Estado, de líderes religiosos de diversas Iglesias, así como de líderes políticos mexicanos y de la iniciativa privada.

Antonio Chedraoui Tannous recibió la nacionalidad mexicana el día 4 de octubre de 1994.

DESCANSE EN PAZ…

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.