Inicio Noticias FUNDAMENTOS ENGAÑOSOS EN CONTRA DE MARRUECOS POR ATENTADOS EN EUROPA

FUNDAMENTOS ENGAÑOSOS EN CONTRA DE MARRUECOS POR ATENTADOS EN EUROPA

En la prensa internacional cuando hablan de terrorisno en Europa siempre olvian mencionar algo… / El denominador común entre estos ataques es el de haber sido cometidos por jóvenes actores terroristas europeos de origen margibí, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia…

1265
Compartir
FUNDAMENTOS ENGAÑOSOS EN CONTRA DE MARRUECOS POR ATENTADOS EN EUROPA

Por: Luis Miguel Cobo

Recientemente se han perpetrado varios ataques o atentados,  como se quieran llamar, que parecen no serlo cuando en realidad lo que son ¿de verdadera o falsa bandera? Como ha sido costumbre ya por muchos grupos occidentales de corta visión a largo plazo, seguramente creen o saben que nadie conoce sus deseos de terminar con el islam, con lo que sea de procedencia árabe tanto del Magreb como del Levante, como se ha publicado en serios artículos y libros acerca del Nuevo Orden Mundial, del sionismo y demás temas que asisten en todo momento con el tema del terrorismo en Europa; tómese como ejemplo al periodista Daniel Estulin quien lo describe muy bien. Empezamos así porque ya se ha vivido el NOM en Europa con sus propios atentatados, como lo publicó el blog Robot Pescador, cerca de Barcelona, lo dice muy claro.

Pero el asunto que no queda claro es ¿cómo y por qué siempre resaltan en los atentados gente, ahora joven, de procedencia árabe, por lo general del Magreb? Hoy han puesto a jóvenes, antes eran mayores u hombres ya maduros, ¿cuál es el mensaje que este tipo de grupo sionista o lo que sea nos quiere enviar? Pronto lo sabremos, alguien lo revelará y quedará de tal forma escrito que seguramente en poco tiempo se inventarán algo más para hacernos, como siempre, dudar hasta de nosotros mismos. Con tan solo recordar el auto atentado en París, de Charlie Hebdo hace algunos años, vimos los videos y fotos, en ninguno aparece sangre y se olvida el pasaporte del terrorista, ¿es real esto o sólo una fantasía? ¿Qué pensar cuándo resultan así las cosas, se habla y publica en todos los medios y más tarde, a los pocos días, 2 ó 3 o hasta cinco días se guarda silencio absoluto, qué pensar por esto? ¿Son acaso cortinas de humo para distraer al mundo mientras ellos realizan y planean tantas cosas de las que nadie se entera?

Continuemos pensando esa idea de que el nuevo orden mundial prosigue su camino, de una u otra forma, ahora sucedió en Barcelona, España, lugar en el que se encuentra una comunidad islámica grande, según el alcalde de la ciudad que habló para MVS-Noticias (México) al día siguiente del atentado, dijo también “que ellos, los musulmanes “barcelononeses” son gente muy tranquila y gente de trabajo… son españoles que viven ahí, trabajan y tienen familia…” Sólo como dato, no son terroristas y seguramente aman a España como su nación. Seguimos también, con la idea que todo fue preparado, por alguien y para alguien, sólo ver y leer los datos que algunos medios nos entregan, como Robot Pescador o Proyecto Segunda República de Adrián Salbuchi, o el periodista reconocido a nivel mundial Daniel Estulin, cuyos libros han dado la vuelta al mundo, empezando por el Club Bildemberg y su triste y cruel historia.

Hay muchos datos muy reveladores y que los medios informativos a nivel internacional no los han dado a conocer, por ejemplo que los miembros de la célula terrorista de Barcelona parece no haberse interesado y que son fundamentales porque tratan de anteponer o ponen el origen y nacionalidad marroquí como si fuera la noticia de primera plana o principal de los implicados, en lugar de profundizar, como es lógico dentro del trabajo periodístico, en las causas de esta deriva extremista que es consecuencia de una ruptura entre una franja de inmigrantes y sus sociedad de procedencia.

NOTA IPORTANTE – Comentario del periodista: no hay que dejarse engañar por tanos videos sobre el tema que son mal intensionados, de mala calidad y realizados sin el menor conocimiento del tema, generalmente de jóvenes estudiantes o que creen que hablar mal del islam y del tema de forma alarmista es hablar de una noticia, nota y video que no tienen pies ni cabeza. Recomendamos no verlos para no ser mal informados y caer en su juego de causarnos miedo, son videos hablados muchas veces con la voz del robot que contiene el programa para grabar, no firman el documetal o nota periodística y tampoco dan la cara, no son de personas profesionales o con sentido común, el menos común de los sentidos…

UNA GRAN FALACIA ¿U OLVIDO? – Esto nos dice que es una enorme torpeza, ya sea por descuido, que no lo creo, o porque así lo dicta el guión a seguir escrito por alguien superior, el hacer créer que el país de origen de estos jóvenes es el motivo o la causa por la que realizan actos terroristas,  que además hay que tomar en cuanta que si dicen son de Marruecos, no han vivido ahí, definitivamente esos jóvenes inadaptados son europeos, franceses, españoles o donde se encuentren, guste o no, tan solo por el pequeño detalle que ahí han crecido y vivido sus cortas vidas y también han nacido como españoles de ascendencia marroquí, libia o argelina, la que sea…

La ola de ataques terroristas de inspiración yihadista  ocurridos en suelo europeo durante estos dos últimos años, entre ellos los recientes de Barcelona y de Turku (Finlandia), replantean con más vehemencia la cuestión de la identidad y las razones (sinrazones) del auge de la violencia terrorista que se materializó en más de 34 atentados con una veintena de muertos entre la población europea, sin distinción de raza, origen o confesión.

Si es verdad que los conflictos en Siria  e Irak hayan sido el catalizador de un repunte terrorista sin precedentes en dirección del continente europeo, habida cuenta del papel clave desempeñado por la organización  terrorista “Daesh” y en menor medida “Al Qaida” en la promoción el desarrollo de nuevos conceptos ideológicos en el marco del “Yihad global”, otros factores endógenos inherentes a la sociedad europea han favorecido la propagación y la consolidación del credo yihadista entre las comunidades musulmanas de origen magrebí, fuertemente establecidos en Francia, Bélgica, España, Italia, Holanda y Alemania.

JÓVENES EXCLUIDOS – Dichos factores, entre otros, están ligados con el sentimiento de exclusión albergado por algunos jóvenes musulmanes europeos por falta de perspectivas sociales seguras, ausencia de políticas de gestión eficiente de las cuestiones identitarias, culturales y religiosas, así como el auge del racismo y la xenofobia en algunas sociedades europeas, una realidad está última que se plasmó en los éxitos electorales sorprendentes de partidos de la extrema derecha.

Ante tal situación, muchos jóvenes musulmanes europeos, expuestos generalmente a la problemática del fracaso escolar y al paro, se han desviado hacia la criminalidad y la delincuencia, llenando así las cárceles europeas donde algunos fueron recuperados y endoctrinados por los ideólogos del islamismo radical. Sin pasar de largo la situación actual de Barcelona, que se sabe no es del todo buena ni tan sana, se ha dicho inclusive, que es casi un basurero humano por tanta corrupción existente  y narco en ese lugar.

Mientras otros, presas de una crisis de identidad, han encontrado refugio en mezquitas controladas por movimientos islamistas radicales (Hermanos Musulmanes, Partido de Liberación Islamica, Justicia y Caridad), que son auténticas incubadoras del extremismo, guiando los nuevos reclutas hacia la órbita del “salafismo yihadista” del Daesh y de Al Qaida que considera a “Occidente Cristiano-judaico” como el responsable de la decadencia del mundo musulman, alimentando asi las ansias de un odio visceral que se plasmó en los atentados terroristas perpetrados en suelo europeo reivindicado por estas dos organizaciones con una voluntad ciega, apocalíptica de destrucción masiva en los atentados de París (noviembre 2015), de Bruselas (marzo 2016), de Berlin (deciembre 2016), de Manchester (mayo 2017) y más recientemente en Cataluña (agosto 2017).

El denominador común entre estos ataques es el de haber sido cometidos por jóvenes actores terroristas europeos de origen margibí, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, jóvenes cuyo único vínculo con los paises del Magreb ha sido el origen de sus padres y antepasados. Pertenecen generalmente a clases sociales desfavorecidas en Europa, con alto nivel de fracaso escolar y en algunos, con lazos consolidados en ámbitos de la delincuencia y criminalidad.

En cuanto a los atentados de París del 13 de noviembre del 2015, cabe resaltar que los actores terroristas implicados son jóvenes belgas y franceses, que habían vivido y crecido en estos países europeos. El suicida Ismael Omar Mostafaï alias Abu Rayane era de nacionalidad francesa y origen argelino, Samy Amimour alias -Abu Qital-, Fouad Mohamed Aggad alias -Fouad Al Faransi-, de origen marroquí, Brahim Abdesslam, tambien francés de origen marroquí así como Abdelhamid Abaaaoud, el cerebro de los atentados de Bruselas, era belga de origen marroquí. En el caso de los atentados del 22 de marzo del 2016 en Bruselas, se da la misma configuración, es decir jóvenes belgas, de origen marroquí pero sin ningún vínculo con su país de origen. Tal era el caso de los suicidas Najim Laachraoui, Mohamed Abrini, Khalid El Bakraoui, Brahim El Bakraoui.

El doble atentado en Barcelona y en Cambrils fueron cometidos por una célula yihadista compuesta por 12 ciudadanos marroquíes cuya edad oscila entre 17 y 28 años, residentes de forma permanente en España donde crecieron y fueron educados. Los hermanos Abouyaaqoub, El Hussein (19 años) y Youness (22 años) y los hermanos Hichamy, Omar (21 años) y Mohamed (24 años) así como los hermanos Aalla, Said (19 años), Youssef (22 años) y Mohamed (27 años), se habían establecido en España con sus padres a una edad muy temprana. El mismo Moussa Oukabir (17 años), nació en Ripoll, mientras su hermano mayor, Driss (28 años) fue con sus padres a España cuando tenía 10 años. El cabecilla de la célula, Abdelbaki Essatty (44 años) nacido en Marruecos, con antecedentes penales en tráfico de drogas, había emigrado a España en 2000 abandonando a su mujer e hijos. El último de la célula, Mohamed Houli Chemlal (21 años) nacionalizado español, ha vivido en España con sus padres desde que tenía 6 meses.

Este dato revelador sobre los miembros de la célula terrorista de Barcelona parece no haber interesado a muchos medios de comunicación que tratan de anteponer el origen y la nacionalidad marroquí de los implicados en vez de profundizar en las causas de este desvío extremista más bien consecuencia por una ruptura entre una franja de inmigrantes y su sociedad de procedencia.

Así que sería una enorme falacia diabolizar al país de origen de los terroristas, en este caso, Marruecos partiendo de la evidencia que éste no es el responsable de los actos de unos ciudadanos que han llevado toda sus vidas en otro país. Son en definitiva ciudadanos europeos, productos de las sociedades donde habían crecido y vivido.

El señalamiento barato, vacuo de Marruecos como “exportador de terroristas” tiende a engañar a la gente haciéndola creer que existe una predisposición genética a la violencia entre los marroquíes en vez de abordar con honestidad el tema de la radicalización de los jóvenes como consecuencia del fracaso de las políticas de integración con el agravante de los problemas de identidad y las frustraciones socio-económicas, el sentimiento de exclusión y del rechazo, son todos aquellos factores que hacen el islamismo radical más atractivo, tal como había sido para el marroquí  Abderrahmane Bouanane (23 años), autor del ataque con arma blanca del 18 de agosto en la ciudad finlandesa de Turku. Bouanane había jurado lealtad al Daesh bajo la instigación de su agente radicalozador, un imam extranjero residente en el pais.

La Voz del Árabe (LVÁ) – NOTICIAS – Cd. de México, agosto 30 del 2017

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.