Inicio Cultura EL MAQUILLAJE EN EL ANTIGUO EGIPTO (+video)

EL MAQUILLAJE EN EL ANTIGUO EGIPTO (+video)

Un cosmético podría haberse utilizado para prevenir o tratar enfermedades oculares. Los científicos indican que el óxido nítrico es una agente señalizador clave en el cuerpo humano. Sus funciones incluyen el refuerzo del sistema inmune…

1994
Compartir
HISTORIA DEL MAQUILLAJE - ANTIGUO EGIPTO
HISTORIA DEL MAQUILLAJE - ANTIGUO EGIPTO

La historia del maquillaje en Egipto comienza mucho antes de los primeros faraones 4.000 años a.C, sin embargo, tuvo su auge años después cuando Egipto se encontraba en su máximo apogeo y esplendor, llegando a ser un pueblo experto en cosmética, tanto para uso terapéutico como para el estético.

Culto a la belleza – La mítica belleza de las reinas de Egipto tiene su origen en el culto a la cosmética y el maquillaje que profesaban. Aceites, ungüentos, baños de leche, pigmentos… los egipcios eran unos verdaderos maestros en este campo, para ellos, el maquillaje iba unido a la salud y el bienestar. Protegían los ojos de la conjuntivitis utilizando khol (por eso no sólo se maquillaban las mujeres, sino también hombres y niños), se aplicaban aceites perfumados para devolver la elasticidad a la piel y teñían sus cabellos con henna (o se rasuraban para facilitar los cambios de elaboradas pelucas).

Era tal el culto que profesaban a los cuidados estéticos que en sus ritos funerarios, enterraban el cuerpo embalsamado del difunto junto con bienes terrenales para poder ser disfrutados en la otra vida como productos cosméticos que llevaban grabadas instrucciones de uso en sus delicados y lujosos envases, espejos, peines de marfil…

Técnicas cosméticas – La mayoría de las composiciones cosméticas egipcias contenían grasas, demostrando un talento impensable para la época al equilibrar la cantidad de grasa dependiendo del acabado y adherencia a la piel que quisieran obtener. Se han encontrado restos de polvos tanto irisados como mate en tarros cosméticos egipcios así como diferentes acabados de khol. Para obtener el khol, trituraban galena (un mineral del grupo de los sulfuros) y dependiendo de si lo trituraban más o menos obtenían un negro mate o un negro plateado. Cuidaban mucho la forma de sus cejas, enmarcándolas y embelleciéndolas con pigmento negro. Existían maquillajes de distintas calidades y dependiendo del status podían acceder a unos u otros.

Polvos blancos para restar color al rostro e iluminar la piel (que al mezclar con la galena, daba toda una gama de grises con la que jugar), antimonio para dar color a los párpados en azul y verde para resaltar las pestañas, alheña (henna) para dar color a sus uñas y manos… todo un preludio del maquillaje actual, sorprendentemente no muy distante a los usos cosméticos de hoy en día. Fueron los creadores de los primeros labiales (¡alabados sean!) que obtenían de un tinte hecho con ocre rojo y óxido de hierro que extendían con un cepillito.

Todos sus ungüentos y aceites eran libres de alcohol, ya que no practicaron nunca la destilación, y procedían de flores y arbustos. Una cosmética natural que ha sobrevivido siglos y que ha pasado a la historia de la mano de dos bellas reinas: Nefertiti y Cleopatra.

El arte del maquillaje egipcio
El arte del maquillaje egipcio

El arte del maquillaje egipcio – El delineado en verde en la parte de abajo del ojo era habitual hasta la IV dinastía donde se deja paso al delineado en negro. De esta dinastía en adelante, el maquillaje de ojos es muy exagerado, dibujando líneas que enmarcan el ojo, continúan hasta la sien y bajan hacía la nariz por el otro extremo.

Los maquillajes varían en grosor de líneas y longitud a lo largo de los años, pero se mantienen los colores, siendo el verde, el negro y el azul intenso, junto a toda la gama de grises, los protagonistas indiscutibles de los looks de la época. Polvos sueltos, sombras y pigmentos inundan las calles del pueblo egipcio, siendo las reinas imitadas por sus cortesanas como verdaderas celebridades de la época.

Un pueblo que nos ha dejado un legado maravilloso y que sabía que la belleza, el bienestar y la salud están intrínsecamente unidos, lástima que se haya perdido esa filosofía en el género masculino, no del todo eso sí, pero hace miles de años, en Egipto, los hombres también se maquillaban y aplicaban cuidadosamente aceites y cremas de la misma manera que las mujeres, no hay datos de cuando se torció su camino…

EL SECRETO DEL MAQUILLAJE EGIPCIO – El llamativo y peculiar maquillaje de ojos que adorna los rostros llegados a nuestros días de la realeza del antiguo Egipto no sólo tenía un papel cosmético. Científicos franceses han descubierto que también era utilizado para prevenir o tratar enfermedades oculares ya que actuaba como desinfectante. Sus hallazgos se publican en la revista ‘Analytical Chemistry’.

Los químicos Christian Amatore, Philippe Walter y sus colaboradores del Centro Nacional de Investigación Científica galo (CNRS) han demostrado que hace miles de años los antiguos egipcios usaban sustancias basadas en mineral de plomo como cosméticos, incluido un ingrediente del maquillaje negro para los ojos.

Algunos egipcios pensaban que este maquillaje jugaba una función mágica, en la que los antiguos dioses Horus y Ra protegían a quienes los lucían contra varias enfermedades, pero, hasta el momento, la ciencia no les había dado la razón.

En una investigación previa, los científicos analizaron 52 muestras de maquillaje del antiguo Egipto guardadas en el Museo del Louvre de Paris, identificaron cuatro sustancias diferentes basadas en plomo. Avanzando un paso más la investigación, estos autores demostraron ahora que esas sustancias disparaban la producción de óxido nítrico en un 240% en células de piel cultivadas.

Los científicos indican que el óxido nítrico es una agente señalizador clave en el cuerpo humano. Sus funciones incluyen el refuerzo del sistema inmune para luchar contra la enfermedad. Su papel podría ser importante para hacer frente a las infecciones oculares que, en áreas tropicales como la zona del Nilo, pueden ser un serio problema.

De esta forma, los egipcios antiguos podrían haber utilizado de forma deliberada esos cosméticos para ayudar a prevenir o tratar enfermedades de los ojos, según sugieren los investigadores, que explican que dos de los compuestos examinados no se producen de forma natural y tuvieron que ser sintetizados por los ‘químicos’ de la época.

KAJAL, KOHL O KEJEL es un polvo muy negro elaborado a base de ingredientes totalmente naturales. Originalmente se trataba del polvo de galena machacado (la galena es un mineral de la familia de los sulfuros). Ahora generalmente se hace con antimonio y otros productos naturales como hueso de aceitunas y hierbas medicinales (cardamomo, clavo, pimienta incluso), etc. Viene siempre en polvo en un frasquito generalmente con un aplicador de hueso, de madera o de metal, para aplicarlo en los ojos.

La Voz del Árabe (LVÁ) – CULTURA – Cd. de México, agosto 4 del 2017

_________________________________________________________________________________
Las declaraciones y opiniones expresadas en esta publicación son exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de La Voz del Árabe.